Loading...

La movilidad eléctrica frente al coronavirus.

08/05/2020


Arturo Pérez de Lucía AEDIVE

ARTÍCULO DE OPINIÓN

La crisis sanitaria y económica del coronavirus es una enorme cura de humildad y una lección aprendida a base de dolor, que nos tiene que hacer reflexionar sobre el hecho de que muchas de las cosas que le hacíamos hasta ahora al entorno con prepotencia e indiferencia deberán de cambiar, junto con los procedimientos para hacerlas, y de que el ser humano no es la especie dominante en el Planeta, pues un virus de entre 60 y 140 nanómetros de diámetro nos está poniendo en jaque.

Las consecuencias económicas de esta pandemia ya son más que evidentes y su intensidad dependerá de lo que tardemos en recuperar la normalidad, en la medida de lo posible. En lo que atañe a la movilidad eléctrica existen sombras y luces que se traducen en amenazas y oportunidades. La clave pasa por que sepamos leer esas señales de forma adecuada y acertemos en las decisiones derivadas que deberemos de tomar para salir airosos del trance.

De esta crisis sanitaria hemos constatado que la contaminación del aire es un factor de riesgo, puesto que los ciudadanos afectados por problemas cardiopulmonares, en gran medida generados por los efectos de las emisiones de los tubos de escape de un parque móvil excesivamente avejentado como el que hay en España, son más propensos a sufrir las consecuencias de un virus como el COVID19 o cualquier otro que afecte a los sistemas cardiaco y respiratorio. 

«La contaminación atmosférica causa unos 7 millones de muertes al año en todo el mundo y más de 10.000 en España».

Arturo Pérez de Lucía.


No en vano, la contaminación atmosférica causa, al margen de esta crisis sanitaria, unos 7 millones de muertes al año en todo el mundo y más de 10.000 en España, según datos de sociedades médico-científicas y de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El mundo occidental y las grandes urbes ya teníamos desde hace años nuestra propia pandemia,pero la ignoramos sistemáticamente.


El estado de confinamiento forzado en todo el país también ha puesto de manifiesto, en base a las mediciones de calidad del aire en las ciudades, que el tráfico es el principal agente causante de la polución en áreas urbanas, donde sí se han seguido usando las calefacciones. Ello nos puede dar una clave de lo que supondría disponer de un parque rodado mayoritario de vehículos eléctricos ya que, de ser así, tendríamos con un tráfico habitual la misma calidad de aire de la que disfrutamos en estos momentos a causa del coronavirus.

En lo económico, la gran palanca para la recuperación tras la crisis provocada por la pandemia es el Pacto Verde europeo, algo en lo que parecen estar de acuerdo los políticos populares, socialistas, liberales, verdes y la Izquierda Unitaria, que están pidiendo a los líderes europeos un plan ambicioso conjunto para hacer frente a la crisis del coronavirus.


LAS CLAVES DE LA MOVILIDAD POST COVID19

El teletrabajo, la intermodalidad en el transporte para evitar la masificación del transporte público y el uso de vehículos cada vez más ecoeficientes serán tres claves de la movilidad post COVID19, donde el vehículo eléctrico está llamado a jugar un papel fundamental no solo como promotor de una movilidad descarbonizada, sino también porque es el único sistema de propulsión capaz de interactuar con el sistema eléctrico para impulsar las energías renovables, la generación distribuida, el almacenamiento energético y el autoconsumo, cuatro ejes de la eficiencia energética fundamentales en un mundo cada vez más electrificado y que reclama mantener su calidad de vida pese al incremento de la población.

AEDIVE empresa colaboradora de Tech4Fleet.

Arturo Pérez de Lucía
Arturo Pérez de Lucía

Director General de AEDIVE

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Aviso legal

Un evento de

Logo Ferreira Dapía Tech Consultant & Events
A %d blogueros les gusta esto: