Loading...
Implementa el Value Stream Mapping y optimiza el proceso de producción

Value Stream Mapping: ¿qué es y para qué sirve?

Una buena gestión empresarial requiere de una imagen que dé cuenta de la arquitectura de sus flujos de trabajo. Es decir, una representación visual estructurada de los flujos de material e información que intervienen en el proceso productivo. ¿Cómo hacerlo? Por medio del value stream mapping.

Este diagrama del negocio despliega una mirada global desde el inicio del proceso de producción hasta la entrega del producto, lo que, finalmente, permite eliminar tareas y acciones innecesarias. 

Así, se optimiza la eficiencia dentro de las operaciones internas y se garantiza una mejor experiencia de compra para los clientes. También, la empresa logra reducir las pérdidas por inventario, mejorar los tiempos de entrega y optimizar la producción en favor de la rentabilidad final.

Sin embargo, la mejor forma de entender un VSM es mediante la práctica. Por eso, a continuación aprenderás todo lo necesario para saber cómo hacer y usar un mapa de flujo de valor.


¿Qué es el Value Stream Mapping?

El mapa de flujo de valor es una técnica implementada en lean supply chain y consiste en una representación gráfica que establece mejoras en el flujo de producción. Así, brinda la posibilidad de determinar si cada paso del proceso productivo añade valor o no desde el punto de vista del cliente. 

En otras palabras, este diagrama de flujo, a través de una serie de símbolos, busca representar los diferentes flujos de información, actividades y agentes que tienen lugar en el proceso productivo de una empresa.


¿Cómo se calcula el VSM?

Si bien la estructura de un Mapa de Flujo de Valor depende entre otras cosas de la naturaleza del proceso de producción, hay una serie de pasos que se deben seguir para generar el diagrama correctamente.

  1. Identificar la familia del producto a mejorar

Una familia de productos se compone de aquellos bienes o recursos que comparten tiempos y procesos dentro de la empresa. Generalmente, se usa más de un criterio para seleccionar o determinar los alcances de una familia, con base, por ejemplo, en el impacto sobre el negocio o por la frecuencia de pedido.

2. Representación del estado actual del proceso de producción

Entre la información más valiosa que debe reflejar el mapa, considera incluir:

  • Uno o dos proveedores de materias primas fundamentales en la fabricación del producto (con los datos de tu software Material Requirements Planning (MRP), en caso de disponer de uno).
  • Requisitos de la demanda del cliente.
  • Producción diaria y niveles de stock en las bodegas.
  • Periodos de embarque y unidades de distribución.
  • Datos sobre la recepción y la frecuencia de entregas.


Sumado a lo anterior, al elaborar un Value Stream Mapping, también se debe mostrar:

  • Tiempos de ciclo, de montaje o cambio de un producto a otro, de trabajo disponible, de ocupación, de valor agregado.
  • Tamaño del lote a producir (Every Part Every Interval o EPEI).
  • Número de operadores.
  • Lead time (en logística, tiempo de entregas o de suministro).


Según Deloitte, el 65% de las industrias en México implementan sistemas tecnológicos para optimizar la cadena de suministro. De esa forma, aumentan sus ingresos mientras se reducen los costos de producción.


Diseñar un ejemplo de VSM del estado futuro.

El fin último que persigue el VSM es la identificación de los puntos de dolor, los cuales son, a su vez, las oportunidades de mejora que permiten plantear la situación ideal. 

Así, mediante un diagrama de flujo a corto o mediano plazo se obtiene un VSM futuro, donde se han eliminado los puntos de interrupción del flujo y se minimizan los desperdicios o pérdidas.


Plan de acción hacia el VSM futuro.

Seguidamente, es necesario diseñar un plan de acción que establezca las prácticas o cambios necesarios. Esto con el objetivo de que el flujo de la familia del producto se acerque tanto como sea posible al VSM del estado futuro. 

Una acción en este sentido, es la implementación de un software para la automatización de la asignación de rutas, si el problema detectado es un mal aprovechamiento de los recursos (como activos de la flota o combustibles) o dificultades en la asignación de recorridos. 


Evaluación continua.

Una vez puesto en marcha el plan, debe hacerse una evaluación continua y periódica sobre el ciclo productivo. El trabajo con indicadores y métricas, así como con un software de soporte para la obtención de datos confiables y actualizados, facilita los procesos de seguimiento y evaluación.


¿Cómo se utiliza el VSM?

Value-Stream-Mapping-Software

La riqueza y potencialidad de la metodología está en que si bien surgió como una herramienta de trabajo para el seguimiento y la mejora de los procesos productivos, la realidad es que bien puede aplicarse a otras áreas de las organizaciones. Veamos:

  • Logística: con el VSM se eliminan desperdicios y retrasos en los distintos puntos de la cadena de suministro, en relación con los procesos de stock, almacenamiento y entrega de última milla. Con la tecnología adecuada, además se pueden implementar mejoras en cuanto a la optimización de rutas, seguimiento de entregas y la seguridad de los activos y choferes.
  • Ingeniería: permite detectar ineficiencias en el desarrollo e implementación de software, desde la idea hasta la ejecución.
  • Industrias de servicios: facilita la detección de los puntos de dolor en las acciones de mejora de la prestación de servicio a clientes externos, a la vez que se mejora la propuesta de valor agregado.
  • Atención sanitaria: determina el flujo de trabajo en relación con la cadena de valor para ofrecer un tipo de atención eficaz, oportuna y rentable.
  • Oficina y administración: identifica con rapidez los pasos inútiles, a fin de mejorar la satisfacción del cliente interno y los procesos de comunicación institucional.


¿Para qué sirve el Value Stream Mapping en la empresa?

El VSM funciona como una efectiva herramienta de comunicación y colaboración entre todos los recursos humanos implicados en el proceso de producción

Por medio de un mapa de flujos se puede visualizar el estado actual del proceso e identificar dónde se producen los desperdicios —tiempos muertos, retrasos o problemas de inventario— y sus causas. 

Es decir, es una herramienta que permite alcanzar el estado futuro planteado e ideal, sin ningún tipo de desperdicio en la producción. Para ello, se analiza proceso por proceso y se evalúa el agregado de valor en relación con la reducción de costes, la optimización de los procesos internos y un mejor y mayor aprovechamiento de los recursos disponibles.  


Ejemplo de Value Stream Mapping

Como metodología de trabajo, el Value Stream Mapping es una herramienta imprescindible en el mundo de los negocios y las organizaciones. Funciona como una foto del estado de situación, a la vez que permite idear la imagen ideal que se quiere alcanzar. 

A continuación listamos algunas lecturas de interés en relación con ejemplos y casos de implementación:


Conclusiones

El Value Stream Mapping es una poderosa herramienta que permite conocer y optimizar el proceso de producción, en relación, sobre todo, con una mayor productividad. 

Es el enfoque que se debe adoptar si quieres acelerar el desarrollo de productos y entregar valor a los clientes, a partir de la eliminación de desechos productivos y acciones residuales que no suman al resultado final.

La implementación de tecnología especializada, en un área clave como lo es la de la logística, permite obtener información de valor e introducir mejoras a partir del VSM inicial y futuro, respectivamente. 

En QuadMinds ofrecemos desarrollos con una visión completa y en tiempo real de todo el proceso inherente a la entrega de productos y servicios. Nuestro equipo de consultores puede asesorarte acerca de la opción más conveniente para tu negocio No dejes de contactarte

Aviso legal

Condiciones Generales de Contratación

Un evento de

Logo Ferreira Dapía Tech Consultant & Events
A %d blogueros les gusta esto: